viernes, 10 de octubre de 2014

Naturalizacón de la volencia en la pareja


 La violencia en la pareja es una situación que ha llevado a una gran preocupación desde los niveles políticos hasta las redes sociales hoy en día, es por este motivo que la violencia en la pareja es un tema trascendente para de investigación ya que merece importancia subrayar que la violencia en las parejas jóvenes empieza desde el principio de la relación, muchas veces sometiéndose a un maltrato sutil y sistemático que desemboca en un poder y control supremo por lo regular ejercido por el hombre.
 
     Ahora bien, no solo el hombre es violento, también hay mujeres violentas lo cual hace que esta forma de violencia se engrane de una forma interminable, aunado a la historia de vida y al contexto socio-cultural en el cual vivimos, este contexto muchas veces justifica el actuar agresivamente sea hombre o mujer quien lo haga la cultura lo justifica en nombre de “fue sin querer”, “esto es lo que me hacer ” o “si yo solo soy así contigo” de cierta manera minimizando los hechos pero esto no minimiza las estadísticas por ejemplo en la encuesta del INEGI del ENVINOV (2007)  menciona que “76  por ciento de los jóvenes han sido víctimas de algún tipo de violencia en el noviazgo”.
   Pero esto no queda aquí ya que hablamos que desde el noviazgo hay señales rojas que se dejan de ver por qué muchas veces las formas de violencias ya que como vemos párrafos arriba, si hay violencia en el noviazgo ¿Cómo suponemos que no habrá cuando se consolide la pareja, la vieja frase popular de “yo pensé que con el tiempo cambiaria” o “cuando tuviera hijos iba hacer diferente” vemos que solo son pensamientos que amarran la esperanza de que algún miembro de la pareja cambie y eso muy pocas veces sucede y lo vemos en esto que menciona el INEGI (ENDIREH) (2011) sobre la violencia familiar “54 por ciento dijo no tener incidentes de violencia, mientras que 46 por ciento sí tuvo incidentes de violencia, del cual fue emocional, 48.4 por ciento; económica, 27.9 por ciento; física, 15.4 por ciento, y sexual 8.4 por ciento”.
     Con estos datos vemos que la violencia en las parejas es algo alarmante ya que se tiene que abordar de un forma trasversal y contundente porque ni la violencia familiar disminuye ni la violencia en el noviazgo cesa, independientemente de la edad.
     Por este motivo es importante revisar mi historia de vida, mis patrones, mis creencias para ver en que contribuyo para estar así...
 
 
 
 
 

No hay comentarios: