viernes, 10 de octubre de 2014

Adicción al sexo, más allá del placer

La hiperactividad sexual no está relacionada a la frecuencia sexual de una persona, es decir lo que caracteriza a la hipersexualidad es la ansiedad, impulsividad por tener sexo, sin medir por ejemplo conductas sexuales riesgosas como no usar preservativo y por lo regular  es acompañada por un deterioro en la vida laboral, familiar, social y personal del individuo como lo menciona.
 
Anteriormente se le conocía como  ninfomanía exclusivo para mujeres y satiriasis exclusivo para hombres. La hipersexualidad se conceptualiza como la compulsión de tener encuentros sexuales, fantasías, autoerotismo con mayor intensidad, frecuencia e impulsivas con característica de la poca satisfacción sexual, la cual genera un malestar significativo en la vida de las personas que la presentan.

Sin duda lo que se debe de hacer al estar envueltos en esta situación como esta es pedir ayuda con un especialista en estos temas y  se puede buscar información  para ir descartando opciones ya que no todo es hiperactividad sexual.
 
Lo principal que puede prevenir esta situación es una educación de la sexualidad científica libre de mitos y prejuicios que existen alrededor de la vivencia de la sexualidad.
 

No hay comentarios: