domingo, 24 de marzo de 2013

Las mujeres y la sociedad


Las mujeres igual que los hombres deben de ser incluidas en lo público e incluidas y respetadas en lo privado en México que  el 47.4  % de mujeres padece eventos violentos de parte de su pareja, según datos del ENDIREH   2012 deja mucho que desear para una política pública incluyente de igualdad entre mujeres y hombres. Por que segimos así? a continuación algunas explicaciónes más no justificaciónes.

Patriarcado
Lamas (1998)
Existen colectivos de mujeres que transgreden la asignación patriarcal y se apoderan de la palabra-el arma mas contundente, a decir de García Márquez en el coloquio reciente del idioma español-que les fue arrebatada por el orden patriarcal, el poder del padre de familia, del patrón en la sociedad y del padre eterno del cielo. El feminismo articula demandas legítimas y persigue finalidades significativas para toda la sociedad, que han de potenciarse como ideología de cuestionamiento y de propuestas lucidas, estableciendo alianzas para destructurar el sistema de violencia del patriarcado y la desesperación de la sociedad actual, pudiendo para ello la “violencia de las pacificas” para alcanzar un modo de vida más aceptable para todas y todos.

Lagarde (1997) De acuerdo a Seyla Benhabib cita:
Por (genero) entiendo la construcción diferencial de los seres humanos en tipos femeninos y masculinos. El genero es una categoría relacional que busca explicar una construcción de un tipo de diferencia entre los eres humanos. Las teorías feministas, ya sean psicoanalíticas, postmodernas, liberales o criticas coinciden en el supuesto de que la constitución de diferencias de genero es un proceso histórico y social, y en que el genero no es un hecho natural. Aun más…es necesario cuestionar la posición misma entre sexo y género. La diferencia sexual no es meramente un hecho anatómico pues la construcción e interpretación de la diferencia anatómica es ella misma un proceso histórico y social. Que el varón y la hembra de la especie difieren es un hecho, pero es un hecho también siempre construido socialmente.la identidad sexual es un aspecto de la identidad de genero. El sexo y el genero no se relacionan entre si como lo hacen la naturaleza y la cultura pues la sexualidad misma es una diferencia construida culturalmente.

Simone de Beauvoir (1987)
La resignación es una renuncia y una huida. Para la mujer no ahí mas salida que trabajar con su liberación. Esa liberación solo podrá ser colectiva, y exige ente todo que se concluyan la emancipación económica de la condición femenina. Ha habido, sin embargo, y aún las hay, muchas mujeres que intentan justificar así su existencia en el seno de su inmanencia. En la narcisista.la enamorada y la mística encontraremos ese ultimo esfuerzo-a veces ridículo, a menudo patético-de la mujer apasionada que quiere convertir su prisión en un cielo de gloria y su servidumbre en soberana libertad.

Investigación
El dilema del embarazo no previsto: visión del personal de salud
 
En términos generales podemos decir que una constante de nuestra hipótesis fue el hecho de que independientemente de quien opinara (hombre o mujer), cuando se expresara con relación a la conducta de las mujeres, había una tendencia hacia la homogeneización de las respuestas, específicamente en el sentido de rechazar la interrupción, y a resignarse con el embarazo no previsto. El razonamiento seguido fue que debido a la importancia que la reproducción tiene para las mujeres como rol y como identidad de género, y como expresión del sistema sexo/genero, expresados a través del rechazo legal, moral, social y religioso al aborto, harían que prevaleciera el desacuerdo con la interrupción, y que como reflejo de la socialización y la internalización de las normas prevalecientes, se estuviera de acuerdo con continuar un embarazo no previsto a pesar de serlo, las respuestas de las mujeres en relación a la conducta de los varones, fue la combinación del rechazo que hemos mencionado al aborto con la visión de un tanto “machista” o en el significado que los hijos pueden tener para el varón.

Lagarde (2006)
“mujer es quien es madre. Por eso al parir-“al dar a luz”, “al dar la vida”, al “traer hijos al mundo”-,la mujer nace como tal para la sociedad y para el Estado, en particular para la familia y el cónyuge (existente o ausente), y para ella misma. La sociedad y la cultura patriarcales engendran a la mujer a través del parto, por la mediación del otro, del hijo, parir es a la ves un hecho y un ritual simbólico de poder que realiza la mujer, como síntesis de la maternidad. Sin embargo, es desmerecido en el momento mismo de su conceptualización por que se le considera” natural”.

Esta visión nos lleva a la conclusión de que todavía ahí mucho por hacer y por sensibilizar a la sociedad, el reconocer a la mujer como un ser con derechos y que los puede ejercer, y no solamente que se queden en papel, ya que hay derechos para la mujer pero sobre todo el ser mujer no lo debe de regir la sociedad, como lo mencionan estas autoras.
 
Parte de la participación de Rocío García en jornadas de sexualidad 2009 en Monterrey Nuevo León en la UVM.

No hay comentarios: