domingo, 27 de febrero de 2011

Prevención del abuso sexual infantil

El abuso sexual infantil es solo una forma de abuso ya que existen otras formas de abuso, como son el abuso físico, de cuidado, emocional, nulo monitoreo, de alimetación, de esto es un grave problema social, sin embargo me enfocare en el abuso sexual infantil y esto lo provoca el que estamos inmersos en una sociedad en dónde le damos el poder absoluto a las y los adultos que se encargan de las niñas y los niños, es decir educamos a nuestros hijos a obedecer y a tenerle respeto a los grandes, esto debe cambiar por una educción hacia las niñas y niños basada en un juicio más inquicitivo, de razón, de conocimiento, de expresión, de instinto etc, aunado a esto una educación de la sexualidad CLARA, es decir de lo que se tiene que prevenir es del abuso y la violencia, no de la sexualidad en si.

A continuación  extracto de un libro buenisimo del Jorge Barudy que se llama: Una mirada ecosistemíca al dolor invisible de la infancia.

El término “abuso sexual”, se designa el uso abusivo e injusto de la sexualidad. Refleja la idea además, de que no existe relación sexual apropiada entre un niño y un adulto.

El abuso sexual toma diversas formas como lo hace mención la OMS (1986) es decir, no solo es el aspecto genital sino toma diversas formas: llamadas telefónicas, obscenas, ultraje al pudor, voyeurismo, violación, incesto, prostitución de menores.

Ahora bien es importante considerar la coerción y la asimetría del poder entre el adulto y el niño como factores estructurales fundamentales en la génesis (principio) del abuso sexual.

Indicadores de abuso sexual

INDICADORES FÍSICOS.
Dificultad para andar y sentarse.

Ropa interior rasgada.
Se queja de picor o ardor en la zona vaginal o anal.
Contusiones o sangrado en los genitales externos.
Tienen una infección de trasmisión sexual.
Tiene el cérvix o la vulva hinchados.
Tienen semen en la boca, genitales o en la ropa.
Embarazo especialmente en el inicio de la adolescencia.

INDICADORES COMPORTAMENTALES
Parece reservado, rechazante o tiene conductas infantiles; incluso puede parecer ausente.

Tiene escasa relaciones con sus compañeros.
No quiere cambiarse de ropa para hacer gimnasia o pone dificultades para participar en actividades físicas.
Comete acciones delictivas o se fuga.
Manifiesta conductas o conocimientos sexuales extraños, sofisticados o inusuales.
Dice que ha sido atacado por el padre o el cuidador.

CONDUCTAS DE LA PERSONA QUE ABUSA
Extremadamente protector y celos del niño.

Alienta al niño a implicarse en actos sexuales en presencia del cuidador.
Sufrió abuso en su infancia, AUNQUE NO NECESARIAMENTE ESTA LIGADO, ES DECIR, SUFRIR ABUSO NO ES IGUAL A UN POTENCIAL ABUSADOR (A)
En algunas ocasiones experimenta dificultades en su matrimonio.
Abuso de drogas o alcohol.

El 94 % de los abusos son cometidos por hombres y el 6% de los casos por mujeres.

En algunas personas que han sido abusadas, en ocasiones se ve afectada su vida sexual, aunque tampoco es abuso igual a no placer sexual, pero puede pasar y más aún cuando la persona se siente responsable de lo sucedido.

martes, 15 de febrero de 2011

Y la masturbación?

La masturbación es tan normal para hombres y mujeres por igual y es el acto de proporcionar placer a nuestro propio cuerpo por medio de una auto estimulación, que puede ser pausada, rítmica, lenta, rápida, etc, y se puede usar desde la mano hasta cualquier objeto, sobre todo señala Lerer, 2004 “La masturbación prolonga la vida sexual, además de brindarle a la mujer una mayor confianza en sí misma y un grado de independencia respecto a los deseos de los otros. Ayuda a gustar de su propio cuerpo y a disfrutarlo”
Esta técnica y herramienta de conocimiento de la propia sexualidad está inmersa de prejuicios y mitos que no dejan vivir la exploración corporal y por lo tanto esto se ve mermado en las relaciones sexuales que compartimos, porque si yo conozco mis sensaciones al momento de tocarme esto se lo puedo compartir a mi compañera y/o compañero y lograr una comunicación sexual asertiva.
La masturbación no tiene nada que ver con estar enfermo o enferma ni se cae la mano, ni se acaban los espermatozoides, ni te enfermas, ni dejas de ser menos o más mujer y es algo que puedes usar para tu propia satisfacción.

viernes, 11 de febrero de 2011

Mi declaratoria de autoestima, escrita por Virginia Satir (1916-1988)

Yo soy yo.
En todo el mundo no existe nadie exactamente igual a mí. Hay personas que tienen aspectos míos, pero ninguna forma el mismo conjunto mío. Por consiguiente, todo lo que sale de mi es auténticamente mío porque yo sola lo elegí.
Todo lo mío me pertenece: mi cuerpo, todo lo que hace; mi mente, con todos sus pensamientos e ideas: mis ojos, incluyendo todas las imágenes que perciben; mis sentimientos, cualquiera que sean: ira, alegría, frustración, amor, decepción, emoción; mi boca, y todas las palabras que de ella salen, refinadas, dulces o cortantes, correctas o incorrectas; mi voz, fuerte o suave, y todas mis acciones, sean para otros o para mí.
Soy dueña de mis fantasías, mis sueños, mis esperanzas, mis temores.
Son míos mis triunfos y mis éxitos, todos mis fracasos y errores. Puesto que todo lo mío me pertenece, puedo llegar a conocerme íntimamente. Al hacerlo, puedo llegar a quererme y sentir amistad hacia todas mis partes. Puedo hacer factible que todo  lo que me concierne funcione para mis mejores intereses.
Sé que tengo aspectos que me desconciertan y otros que desconozco. pero mientras yo me estime y me quiera, puedo buscar con valor y optimismo soluciones para las incógnitas e ir descubriéndome cada vez más.
Como quiera que parezca y suene, diga y haga lo que sea, piense y sienta en un momento dado, todo es parte de mí ser. Esto es real y representa el lugar que ocupo en ese momento del tiempo. A la hora de un examen de conciencia, respecto a lo que dicho y hecho, de lo que he pensado y sentido, algunas cosas resultarán inadecuadas. Pero puedo descartar lo inapropiado, conservar lo bueno e inventar algo nuevo que supla a lo descartado. Puedo ver, oír, sentir, decir y hacer. Tengo los medios para sobrevivir, para acercarme a los demás, para ser productiva y para lograr darle sentido y orden al mundo de personas y cosas que me rodean.
Me pertenezco y así puedo estructurarme.
Yo soy yo y estoy bien.