martes, 12 de octubre de 2010

Convivencia y sexualidad


Disfrutar de una sexualidad libre y responsable es fundamental para el bienestar psicológico, físico y social como lo menciona la organización mundial de la salud (OMS).

En algunas relaciones de pareja se cae en el tedio de una relación sexual, desde las posiciones, como se comienza el cortejo, quien lo comienza, en donde se tiene el encuentro sexual, hasta se sabe cuánto dura el encuentro sexual etc.

Esto vuelve cotidiano la vida erótica, aunado a esto, la educación de la sexualidad que se enseña es solo el conocimiento de los órganos sexuales masculinos y femeninos, también la idea de que relación sexual es igual a procrear y no igual a placer, estas son cosas que vamos dejando que interfieran en nuestra vivencia de la vida erótica.

Lo mismo pasa con la convivencia diaria, es decir por lo general ya sabemos (como regla para convivir) que hacen los hombres y las mujeres, es decir el rol que tenemos que seguir por ejemplo: los hombres son los que cortejan y las mujeres las cortejadas o esta idea de que la mujer atiende al varón, a los hijos y se encarga de la casa y el varón es el que trabaja, es la cabeza de la casa y no se puede quejar, porque si se queja ¿entonces qué clase de hombres es? solo por mencionar un ejemplo.

Simplemente si mi pareja y yo, siempre tenemos relaciones sexuales en la cama, ¿Por qué, no aventarnos y tenerlas nuestras relaciones eróticas en la sala, en el baño o hasta comprar una hamaca y tener un encuentro sexual novedoso en el cual se incremente la creatividad, la complicidad y la compañía del otro?

No hay comentarios: