domingo, 21 de febrero de 2010

Terapia Sexual


La sexoterapia es la vertiente clínica de la sexología, disciplina que tiene por objeto el estudio de la sexualidad humana en todas sus dimensiones: biológica evolutiva, psicológica, social, cultural, clínica, etc.

Existen diversos modelos de terapia sexual, de los que mencionaremos los dos principales:

* El modelo de Masters y Johnson: Estos autores consideran que cuando un miembro de la pareja presenta una disfunción sexual (impotencia, frigidez, dispareunia...), este hecho afecta a la pareja en su conjunto. En consecuencia, trabajan únicamente con parejas, no con individuos aislados. Asimismo, la terapia es llevada por una pareja de coterapeutas, hombre y mujer, a fin de equilibrar el proceso y aumentar la objetividad terapéutica. Otros dos elementos característicos son la integración de la dimensión fisiológica y psicosocial en el diagnóstico y estrategias de terapia, adaptándo todo lo posible a cada pareja en concreto. La orientación de Masters y Johnson es conductista, si bien con un estilo propio.

* El modelo de Helen S. Kaplan: Supuso, en su momento un nuevo enfoque, integrando las aportaciones de Masters y Johnson en la corriente psicoanalítica de la que procede Kaplan. Constituye, en consecuencia, una síntesis en el marco del psicoanálisis, de diversas orientaciones conductistas, aplicable a la evaluación y tratamiento de los problemas sexuales .

Las disfunciones más habituales tratadas en la terapia sexual son la impotencia y la eyaculación precoz en el hombre, y el vaginismo (contracción involuntaria de los músculos perivaginales, dificultando o impidiendo la penetración), la dispareunia (coito doloroso, que también puede darse en el hombre, aunque con menor frecuencia), anorgasmia (no tener la sensacion subjetiva de placer), preorgasmia ( no lograr el orgasmo esperado).Otro grupo de problemas, cada vez más estudiados, son los trastornos del deseo sexual, principalmente la apatia sexual, o deseo sexual hipoactivo, o bien las conductas de evitación que se manifiestan en las fobias sexuales.

Muchas veces sucede que más que un problema de tipo sexual, lo que hay es un profundo desconocimiento de la sexualidad humana y sus implicaciones.
En tales casos, una adecuada información por parte del experto, tranquiliza rápidamente a la persona que consulta, permitiéndole llevar una vida sexual satisfactoria.

1 comentario:

kevin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.