martes, 8 de septiembre de 2009

Tipologia del hombres violentos.


Sacado del libro de Gottman, J. Y Jacobson, N. (2001): Hombres que agreden a sus mujeres. Barcelona.Paidós.

1. Personalidades antisociales (cobra):


· Hedonistas e impulsivos; su conducta se rige por la necesidad de satisfacer de forma inmediata un deseo. Conducta antisocial.
· Suelen tener antecedentes penales y consumir drogas y alcohol.
· Sus familias suelen ser caóticas. No se les dio ni amor, ni seguridad. Ellos mismos pudieron ser objeto de violencia.
· Sus matrimonios son formas de conseguir gratificación, sexo, dinero, poder, etc. Su forma de estar en las relaciones es inhibiéndose. Su intimidad es mínima y pueden ser peligrosos si sus mujeres tratan de conseguir más de ellos.
· En las discusiones inmediatamente escalan hasta la intimidación y la violencia.
· Pegan para conseguir lo que quieren, aunque si algo atrae su atención dejan de pegar: se distraen fácilmente.
· Son más proclives a la violencia con instrumentos: cuchillos o armas, por eso su violencia es más peligrosa.
· Aunque pueden pedir perdón, generalmente no se arrepienten. Sienten que tienen derecho a utilizar la violencia cuando les conviene.
· No tienen miedo, excepto cuando ellos mismos pueden ser castigados. Castigan fríamente.
· Fomentan la independencia de sus mujeres.

· Son letales. Sus mujeres les temen y frecuentemente están deprimidas.
· Tienen un carisma macabro.

· Se resisten a que sus mujeres les influyan, incluso cuando tienen razón y aunque lo que pidan sea mínimo; El problema lo es, por tanto, de control.
· Se estima su incidencia en algo más del 20%.

2. Personalidades dependientes (pitbull):


· No tienen antecedentes criminales, ni fueron delincuentes juveniles.
· La violencia entre sus padres les enseñó la “legitimidad” de las agresiones.
· Temen ser abandonados, respondiendo con conductas extremadas de control.
· Son más lentos a la hora de llegar a la violencia y algo menos agresivos que los cobras.
· Sus celos pueden llegar a la paranoia. Imaginan infidelidades de sus mujeres basándose en pistas ridículas.
· Controlan a sus mujeres aislándolas y utilizando un tipo de maltrato psicológico denominado luz de gas –descalificaciones y acusaciones de que están locas; minándoles su criterio de realidad).
· Lo característico de estos agresores es que no sueltan a sus victimas.
· Se resisten a que sus mujeres les influyan, incluso cuando tienen razón y aunque lo que pidan sea mínimo; El problema lo es, por tanto, de control.
· Menos agresivos a corto plazo, pero igual de peligrosos a largo plazo.

· Una vez son abandonados tienen conductas de acoso durante dos años.
· Son los más frecuentes (se estima que en torno al 80%).

Nota: para cumplir el perfil se necesita una evaluación psicológica especializada y una intervención, es decir algunos cumplimos algunos criterios pero no con solo eso se puede encasillar, este escrito solo sirve de conocimiento académico.

No hay comentarios: