miércoles, 16 de septiembre de 2009

Educacion de la sexualidad.

La educación sexual infantil es básica y elemental en el desarrollo de los infantes, dicha educación debe de ser desde muy temprana edad y es tarea de los adultos hacerla posible, ya que si tomamos en cuenta que gran parte de la educación sexual se da en la escuela y según Schiavon (2003) en su investigación en Latinoamérica la mayoría de los niños cursan la educación primaria, pero pocos son los que continúan la secundaria y superior (UNFPA 2002).
En México prácticamente el 100% de niños y niñas inicia la primaria; alrededor del 86% la termina y sólo 71% entra a secundaria. En Guatemala estos porcentajes descienden del 100% al 36% en varones y 31% en mujeres.

Esto quiere decir que el contacto con la educación sexual “formal” se da en las aulas de clase y tomando en cuenta que no todos siguen con la educación básica, esto nos hace responsables a los adultos inmediatos a los niños de educarlos y no que sea una educación sexual, sino cambiarla y que sea una educación de la sexualidad, es decir que combine como dice la OMS lo psicológico, lo biológico y lo social.
Por ejemplo: cuando un niño, nos pregunta que es hacer el amor? o porqué papa y mamá duermen juntos o porque estaban uno arriba del otro etc., de cosas que los niños preguntan y que pasa con nuestras respuestas nos quedamos atónitos, sin habla, no sabemos qué decirle y si bien nos va al final de cuentas le decimos una serie de mentiras justificadas por que nuestro concepto de niños que no entienden y no me refiero a darle una cátedra de relaciones sexuales, pero si a quitarle lo prohibido que es tal vez lo que confunde y se le podría contestar : cuando estas con la persona que quieres mucho, y ella o él te quiere mucho, los dos se pueden acercar y esta es una de las formas de demostrarse amor siempre, en el caso de una relación de noviazgo o bien tu esposo o esposa etc.

Cuando se sorprende a los niños o niñas en auto estimulación o masturbación, se les suele reprimir, ya que muchos adultos vemos la sexualidad infantil a través de los ojos de nuestra adultez tanto de lo que significa sexualidad para nosotros así como en la mayoría de los casos donde está envuelta en tabús y prejuicios trayendo consigo la represión de los infantes y el poco diálogo sobre la sexualidad, esto se podría evitar y antes de depositar todos los miedos y ansiedades adultas, como lo menciona Prieto (2006), explicar al menor que hay comportamientos que se realizan en privado, como es el caso de masturbación, así aprenderá a vivir y a comprender la intimidad y la privacidad, a través del ejemplo que reciba de los adultos y del respeto que ellos manifiesten por los espacios de niñ@s esto permitirá que crezcan de una manera sana, queriéndose y respetándose a sí mismos descubriendo posibilidades de desempeño con su cuerpo y se constituyan como seres plenos.

No hay comentarios: